Probablemente  hayas escuchado decir: “¡Me puse botox!”, pero ¿realmente son lo mismo la toxina botulínica y el botox? 

La respuesta es NO; no son lo mismo, la toxina botulínica es el compuesto y nombre de la neurotoxina que se aplica A TRAVÉS DE LA PIEL para relajar los músculos faciales que son los responsables de las arrugas de expresión (por ejemplo, las arrugas de la frente, el entrecejo, las “patas de gallo”). También se ocupa para el tratamiento de sudoración excesiva (hiperhidrosis), bruxismo, entre otras. Además su aplicación se extiende a los músculos masticadores con fines funcionales.

Mientras cuando decimos “Botox”, nos estamos refiriendo a una marca de toxina botulínica del laboratorio ALLERGAN. Al momento existen múltiples marcas a nivel mundial, por ejemplo:

  • Dysport
  • Xeomin
  • Azzalare
  • Vistabel
  • Bocouture
  • Reage
  • Meditoxin
  • Nabote
  • Juvenlife

La toxina botulínica es un tratamiento seguro y aprobado para su uso en medicina, siempre y cuando aplique con criterios médicos un especialista certificado.

Te invitamos a que conozcas todos nuestros tratamientos de medicina estética facial avanzada que ofrecemos en Clínicas FaceDent.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *